Endodoncia

 
 
 
 

Endodoncia

 

Es el tratamiento que se conoce vulgarmente como «matar el nervio» y consiste en eliminar toda la pulpa dental (el tejido vascular y nervioso que hay en el interior del diente), para evitar así la diseminación bacteriana al torrente sanguíneo y el dolor asociado.

 

Se realiza cuando las bacterias han profundizado hasta llegar a los tejidos interiores ya sea por caries, infección, traumatismo o enfermedad periodontal asociada. El tratamiento se realiza bajo anestesia local, por lo que es indoloro.

Una vez anestesiado el diente se procede a eliminar el tejido afectado hasta dejar el diente limpio, se accede a los conductos radiculares que se limpian con unos instrumentos especiales (llamados limas) a la vez que se va desinfectando. Se mide la longitud de los conductos mediante radiografías y un aparato de medición (llamado localizador de ápice), se seca y se obtura para sellarlo herméticamente con materiales no reabsorbibles en dientes permanentes y con materiales reabsorbibles en dientes temporales.

Se debe restaurar posteriormente la pieza con una reconstrucción o una corona (si la destrucción de la pieza es muy grande).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies